LÍNEA GREMIAL 2016-2017




RECHACEMOS LA MEMORIA Y EL BALANCE DE LA CELESTE 
IMPONGAMOS UNA POLÍTICA GREMIAL INDEPENDIENTE PARA DERROTAR EL AJUSTE


La conducción del SUTE convocó el 27/9 a Plenario ordinario, para poner a votación de los delegados, la memoria de lo actuado por la conducción gremial, o sea su balance político y contable correspondiente al período 2015-2016. Debatir en las escuelas con profundidad un balance político de la conducción de nuestro gremio es central para poder tomar las decisiones que orienten la acción colectiva que exige enfrentar la política de ajuste a los trabajadores que aplican Macri y el conjunto de los gobernadores.

Vayamos a los plenarios con un mensaje claro: LA POLÍTICA DE LA CELESTE FRACASÓ. Su militancia abyecta con el kirchnerismo hizo del SUTE-CTERA una pata sindical del Frente para la Victoria, profundizando su rol de disciplinamiento de los trabajadores de la educación ante las políticas de precarización laboral y educativa, de deterioro salarial y presupuestario de la dékada ganada. En 2015 quisieron arrastrarnos a la falsa disyuntiva entre Scioli o Macri, la defensa del “modelo” o el neoliberalismo. Ninguna de estas variantes patronales expresaba los intereses de los trabajadores. Hoy está claro: Macri y el conjunto de los gobernadores de mayoría FpV, entre ellos Alicia Kirchner de Kolina, descargan el ajuste sobre nuestras espaldas. Este 27/9 hay que discutir cómo revertimos la grave crisis de dirección que generó está orientación conciliadora, con las bases en las escuelas.

La burocracia celeste es responsable de la desconfianza en la acción gremial y colectiva y en gran medida de la desorientación de la mayoría de los compañeros. Pero, sin ruborizarse, la celeste echa la culpa a la base por la derrota que significó el decretazo de Cornejo y el Item Aula. Sin embargo, la derrota que le duele, es la del kirchnerismo en las urnas. La celeste no prepara ninguna lucha para revertir la derrota en las paritarias. Entre la multisectorial de Kazaban, los acuerdos por arriba de la intersindical, los paros nacionales aislados y la marcha federal con empresarios, la iglesia, intendentes y ex funcionarios K, tratan de recomponer su proyecto conciliador, donde los defensores de los Lázaro Baez van a la cabeza y los trabajadores en la comparsa. La burocracia al frente del SUTE, y las centrales sindicales son los mejores garantes del ajuste. Vayamos el 27/9 con un balance claro: LA CELESTE GARANTIZÓ EL NORMAL INICIO DE CLASES A MACRI, firmó un nuevo techo salarial de miseria y aisló, una vez más, a las provincias en lucha, entre ellas Mendoza que enfrentaba al item aula.

Esta conducción es absolutamente incapaz de enfrentar el ajuste de Macri y Cornejo. Jamás en 10 años de gestión macrista en Capital Federal, la celeste le torció el brazo a Macri en ninguna de sus medidas. Contra la política fracasada de la Celeste, impulsemos una política gremial que oriente las luchas de los trabajadores de la educación para enfrentar la crisis. En el debate en las escuelas y los mandatos al plenario planteemos con claridad:

-RECHAZO A LA MEMORIA Y EL BALANCE DE LA CONDUCCIÓN.
-POR UNA POLÍTICA GREMIAL INDEPENDIENTE DEL GOBIERNO Y LOS INTERESES PATRONALES, A PARTIR DE LOS SIGUIENTES EJES:


  1. Reapertura de la paritaria ya. Salario inicial = canasta fliar. Abajo el Item Aula. Paritaria Estatal Única. Paritarios electos en plenario, mandatados y revocables. Fondo de huelga.
  2. Congreso de emergencia de delegados de base mandatados de la industria, los servicios y el Estado. Programa obrero de salida a la crisis. Plan de lucha unificado contra el ajuste. Paro Nacional.
  3. Contra la Política Educativa de Macri: ABAJO la LEN, LES y la LET. Congreso pedagógico de los trabajadores que defina nuestra propuesta educativa.
  4. Recuperar el SUTE y las centrales con un programa de unidad del movimiento obrero con independencia de clase.
  5. No al ajuste y el tarifazo. Reincorporación de todos los despedidos.
  6. Basta de represión a los trabajadores por luchar. Absolución de los petroleros de Santa Cruz. No al despido de los dirigentes de SUTEF y CTA





                                                             PARITARIA ESTATAL ÚNICA

Tras la devaluación, inflación y tarifazo, urge reabrir la discusión salarial nacional y provincial. Como urge poner sobre la mesa de discusión los despidos y el ataque a los convenios colectivos de trabajo en todos los ámbitos públicos nacionales y provinciales. Los compañeros de RENATEA y del Casino fueron la punta de lanza de la ofensiva que se prepara vía Plan de Modernización del Estado y los operativos de Evaluación Educativa. La burocracia de las CTAs pretende negociar los términos de este ataque. Cachorro Godoy de ATE ya se sentó en la mesa de discusión del próximo tendal de despidos del Estado nacional. En tanto que la CTERA deja correr el operativo de Evaluación Educativa, cuyos fundamentos están en la Ley de Educación Nacional del kirchnerismo.
Terminemos con la complicidad sindical en la precarización de las condiciones laborales, demos la pelea para que las Juntas sean verdaderas instancias paritarias, con miembros electos y mandatados en el plenario, con representación de las minorías. No más listas extra sindicales que no dan cuenta ante los trabajadores de su accionar en la Junta. No más miembros de Junta puestos a dedo por la burocracia al frente del SUTE, que después se presentan en plenario como delegados.

Esta lucha es también a escala nacional. La contratación precaria de docentes con los programas nacionales y provinciales, y la arbitrariedad de los movimientos de ingreso, concentración, traslado y acrecentamiento son lineamientos definidos nacionalmente por el CFE. Impulsemos un Congreso Nacional de delegados de Base de CTERA que debata y vote terminar con los trabajadores de 1ra, de 2da y de 3ra, impulsando la unificación de titulares, suplentes, reemplazos, seos, refuerzos, etc en una lucha común para conquistar un ingreso único e idénticas condiciones de trabajo y estabilidad de todo el país, tanto para docentes como para celadores.

Por esto:
  • Reapertura inmediata de la paritaria salarial. Salario inicial = canasta familiar ($20000), y actualización mensual según aumento del costo de vida. Eliminación del Item Aula. Absorción al básico del presentismo. Blanqueo del salario de celadores. No al cierre de cursos. Reapertura de los cursos cerrados.
  • Rechazo al Plan de Modernización y los operativos de Evaluación Educativa.
  • Paritaria Estatal Única, delegados paritarios electos en plenario, con representación de la minoría.
  • Reincorporación inmediata de todos los despedidos. Pase a planta de todos los contratados.
  • Aumento de presupuesto educativo en base al no pago de la deuda externa.
  • Ingreso único al sistema educativo de docentes y celadores, en idénticas condiciones de trabajo y estabilidad.


CONGRESO DE DELEGADOS DE BASE

El ajuste que impone el gobierno no distingue entre celadores, docentes, enfermeros, médicos, administrativos, o trabajadores de la industria. Los trabajadores de la educación tenemos a nuestros aliados en el resto de las reparticiones estatales y en las fábricas. Pero la burocracia sindical al frente de las CGT y CTA defiende otros intereses. Dicen defender el empleo, pero dejaron pasar 200 mil despidos. Dicen reclamar reapertura de paritarias, pero sostienen la tregua. La muerte de dos trabajadores por responsabilidad patronal en INTA Castelar y en la Linea 60 de BsAs mostró el cinismo de estas direcciones que se quedaron de brazos cruzados. Las cúpulas de la CGT y CTA ya eligieron a sus aliados, los empresarios “nacionales” y sus políticos, sean Massa o del arco PJ en crisis.

Los acuerdos por arriba de las cúpulas sindicales, unificando las CGTs para fortalecer una mediación con capacidad de contener la respuesta obrera al ataque patronal; o los amagues de unidad de las CTAs, profundamente en crisis con sus bases, y quebradas en sus direcciones, están lejos de superar la desorganización por abajo que provocó el paralelismo sindical, la precarización y la informalidad.

Sin embargo, gran parte de la oposición viene cediendo a la presión de la línea de frentón anti-Macri de la burocracia K y sus aliados. Los llamamos a retomar la tarea de enfrentar a la burocracia en la perspectiva de recuperar los sindicatos como herramientas para la lucha de los trabajadores, independientes del Estado y los partidos patronales. Los sindicatos y seccionales recuperadas, junto a la oposición antiburocrática tenemos la tarea de aunar y fortalecer la lucha política contra la burocracia, disputando las bases de las centrales y sindicatos. 

Por esto:
  • Congreso Nacional de delegados de base. Programa Obrero de salida a la crisis. Central Única de Trabajadores.
  • Reincorporación de todos los suspendidos y despedidos en la industria. Reinstalación de los delegados.
  • Reapertura de paritarias. Abajo el tarifazo.
  • Ninguna injerencia del Estado en las organizaciones obreras. Abajo la Ley de Asociaciones Sindicales.
  • Basta de represión y judicialización de la protesta. Desprocesamiento ya de todos los luchadores y absolución a los petroleros de Las Heras. Abajo el despido de los dirigentes de SUTEF y CTA.
  • Castigo a los responsables de la muerte de Diego Soraire y David Ramallo.
  • Abajo la Ley Antiterrorista y los proyectos de regulación de la protesta social.
  • Impongamos un paro general activo a las CTAs y CGTs.



PARO EDUCATIVO NACIONAL

Los trabajadores de la educación tenemos que dar la pelea por la definición de los contenidos, la organización, financiamiento y dirección del sistema educativo, disputando al gobierno el sentido de la política educativa y las políticas hacia la juventud, con la participación de delegados estudiantiles en los plenarios sindicales.

Las reformas educativas que el imperialismo impuso en Latinoamérica en los 90s, aggiornadas por los gobiernos “progresistas” de la región, como Lula o Kirchner, tuvieron como garantes a las burocracias sindicales al frente de CTERA en alianza con sus pares de los países de la región, agrupados en la Internacional de Educación. La prohibición del derecho de huelga a los docentes uruguayos y ecuatorianos es la muestra del verdadero carácter de estos gobiernos antiobreros. La ofensiva de Macri viene a continuar y profundizar esta política.

La lucha de los maestros mexicanos contra la reforma de Peña Nieto pagada con 43 desapariciones, la huelga histórica de los docentes de San Pablo, la lucha de los estudiantes chilenos, etc. son algunas muestras de resistencia de los trabajadores de la educación en toda Latinoamérica que debe ser sostenida y fortalecida, puesto que la crisis mundial nos afecta como clase obrera sin respetar fronteras. Es urgente forjar lazos internacionalistas de solidaridad y de lucha unificada, recuperando con las mejores tradiciones del movimiento obrero mundial nuestras organizaciones para la lucha, echando a las burocracias traidoras. 

Para esto:
  • Discusión y mandato en plenario de la política internacional de SUTE y CTERA.
  • Preparación de un Congreso Latinoamericano de Trabajadores donde discutamos cómo enfrentar al imperialismo y a los gobiernos títeres.
  • Ante la inminencia de los operativos de Evaluación Educativa dispuestos en la Ley de Educación Nacional, así como el anuncio de reforma de la Ley de Educación Superior, proponemos:
  • Rechazar la política educativa de Macri. Abajo la Ley de Educación Nacional heredera de la Ley Federal, y los acuerdos del Consejo Federal.
  • Inmediata convocatoria a un Congreso Pedagógico donde seamos los trabajadores quienes definamos nuestra propuesta educativa, y el plan de lucha desde el SUTE para imponerla.


RECUPERAR EL SUTE

La coadministración sindical del sistema educativo, así como la abierta adhesión de la Celeste al kirchnerismo, profundizaron la burocratización del sindicato, imponiendo una reforma de estatuto que pretende cristalizar un sindicato como mutual de servicios. Impulsemos una linea gremial que prepare la recuperación del SUTE, como herramienta de organización y lucha de los trabajadores de la educación, independiente del Estado y los partidos patronales.

Conquistar la democracia sindical, exige enfrentar las ataduras legales y económicas que subordinan nuestro sindicato al Estado, y lo reducen a un instrumento de control estatal de los trabajadores, mediante leyes como la 23.551 de Asoc. Sindicales. Párrafos enteros del estatuto del SUTE están tomados de dicha ley. Esta es una pelea difícil pero imprescindible. Extendamos y profundicemos la organización sindical en las escuelas. 

Para esto:

-Afiliación masiva al SUTE de todos los trabajadores de la educación estatales y privados. Independencia del Estado para el cobro de la cuota sindical.
-Expresión de las minorías en los organismos del sindicato.
-Eliminación de los privilegios del secretariado (sobresueldos). No reelección.
-Restitución del Plenario Provincial de Delegados Escolares como órgano máximo de decisión.
-Control en plenario de las licencias gremiales.
- Plenario estatuyente para debatir y votar un nuevo Estatuto que exprese el sindicato que queremos.
- Rechazo gremial a los proyectos de ley para prohibir las huelgas en educación.




ABRAMOS EL SUTE A LOS ESTUDIANTES

La pauperización se siente con fuerza en las aulas. El Plan de Primer Empleo de Macri busca bajar aún más el valor de la fuerza de trabajo, beneficiando a los empresarios que sometan a la juventud a la precarización laboral. Los trabajadores de la educación debemos pronunciarnos y accionar contra estas políticas. A la reducción de las raciones de merienda de los chicos, y al tarifazo en los servicios básicos, debemos darle una respuesta organizada. Abramos el sindicato a la participación de delegados estudiantiles por curso y a centros de estudiantes para que tengan voz en los plenarios. Preparemos una huelga educativa nacional con ocupación de las escuelas para torcer el brazo a los gobernadores y a Macri. 

Para esto:

  • Luchemos contra toda regimentación estatal de los centros de estudiantes, y por abrir las escuelas a todas las tendencias políticas.
  • Abramos el sindicato a la participación de la juventud: que los centros de estudiantes y delegados estudiantiles tengan voz en los plenarios del SUTE.



NECESITAMOS OTRA DIRECCIÓN
Desde la Lista Roja venimos insistiendo en profundizar el debate entre los sectores combativos y antiburocráticos, para avanzar en la clarificación programática que permita orientar la acción de los trabajadores en las escuelas y cohesionar a los delegados en cada departamento hacia la recuperación del sindicato con independencia de clase respecto del Estado y los intereses patronales.

Estamos convencidos que la gravedad de la situación económica y la perspectiva de su agudización nos exige partir de establecer una clara delimitación de los proyectos sindicales de subordinación de los trabajadores a las salidas patronales. Y por lo tanto de aquellas variantes burocráticas que son la correa de transmisión de los mecanismos del Estado de doblegar a la clase obrera a las necesidades del orden capitalista.
La oposición nacional y provincial arrastra un debate no saldado. Quienes ayer pretendían justificar acuerdos con tendencias burocráticas “anti-K”, llamándoles “frente único de los que luchan contra el ajuste”, son quienes hoy, con los mismos argumentos, postulan “frentones anti-Macri”. Desde la Lista Roja creemos que será enfrentando a la burocracia que podremos reunificar las organizaciones para dar una pelea común contra el ajuste y los ataques a la clase trabajadora que venimos soportando. Estamos convencidos de que esa es una tarea que sólo una oposición independiente de los intereses patronales, puede asumir.

Sindicatos como SUTNA y seccionales como SUTE Godoy Cruz, los SUTEBAs multicolores, etc, recuperados recientemente, pueden asumir la tarea de reagrupar las fuerzas dispersas para disputar la dirección de la lucha contra el ajuste. Convocando en breve a un congreso nacional de delegados opositores en CTA que sirva para clarificar el programa y el plan de acción para imponerlo, fortaleciendo así la perspectiva de recuperar los sindicatos y centrales.